Charla sobre el tiempo, en el desayuno. I
En 8 mayo, 2017 | 3 Comentarios

El primero en tomar la palabra es un francés un tanto calavera, que se arrepiente de lo mal que se ha portado en su vida. Sus compañeros de mesa a la hora del desayuno dicen de él que tiene espíritu de lunes, de “no volveré a meter la pata”. Tan arrepentido anda, que aparece con un testamento recién escrito.

 

Me duele ver irse a mi juventud,

me evadí de una forma caprichosa

hasta bien entrada la senectud

Una vez perdida, mi pregunta es ambiciosa:

Ya que paso a paso no se ha ido,

ni a caballo, entonces, ¿como fue la cosa?

De golpe entera ha desaparecido

y me deja una interrogante indecorosa.

Tengo claro que de haber estudiado

en los tiempos de mi juvenil parranda

y si me hubiera a buenas cosas dedicado

tendría hoy un hogar y cama blanda

por contra de la escuela he abdicado

huí con los malos niños todos en panda

y ahora que el testamento veo acabado

ya mi corazón no sabe por donde anda.

F. Villon (1431-1463)

 

LE TESTAMENT

 

Je plains le temps de ma jeunesse, / Ouquel j’ay plus qu’autre gallé / Jusqu’a l’entree de viellese, / Qui son partement m’a cellé: / Il ne s’en est a pié alé / N’a cheval, helas! comment don… / Bien sçay, se j’eusse etudïé / Ou temps de ma jeunesse folle / Et abonnes meurs dedïé, / J’eusse maison et couche molle… / Mais quoy! je fuyoie l’escole / Comme fait le mauvaiz enfant. / En escripvant ceste parolle, / A peu que le ceur ne me fent…

 

Julio Alcalá
Julio’s Blog

Comentarios3
Julio Alcalá Publicado 8 mayo, 2017 at08:54   Responder

Desayunando un lunes en el Hotel de los poetas. Gracias por publicarlo.

Carmen Domenech. Publicado 11 mayo, 2017 at14:32   Responder

Buena forma de empezar con el desayuno!

Julio Alcalá Publicado 12 mayo, 2017 at10:13   Responder

Hablar del tiempo siempre es muy socorrido, aunque sea del cronológico.

Deja un comentario

  • Más noticias