I DE LA ROMERÍA A LAS FIESTAS DE LA MAGDALENA
En septiembre 15, 2017 | 0 Comentarios

Cuándo y de qué forma se llevó a cabo el traslado.

Tanto el traslado de la montaña al llano, como las primeras romerías se llevaron a cabo en el siglo XIII. Las primeras procesiones poco tenían que ver con las actuales Fiestas de la Magdalena; sin embargo, desde el punto de vista tradicional, la romería sigue constituyendo el acto más importante de cuantos se celebran  como homenaje a quienes tuvieron la valentía y el acierto de trasladar aquel antiguo poblado al llano. No existe documento ni referencia histórica que permita conocer, con exactitud, la fecha, forma y manera que se llevó a cabo el traslado autorizado por el rey en documento firmado en Lérida el 8 de septiembre del año 1251. En opinión del historiador y cronista de la ciudad don Juan Bta. Carbó Doménech, quien fuera alcalde de Castellón de la Plana entre 1922 y 1923, opinaba que para establecer fechas, era necesario recurrir a la tradición, según la cual: Después de que nuestros antepasados recibieran la autorización real para trasladar el antiguo Castellón a la llanura del Palmeral de Burriana, hicieron todos los preparativos necesarios, abandonaron para siempre el antiguo solar de sus mayores y el tercer domingo de cuaresma se trasladaron en solemne procesión de rogativa, a la llanura que hoy ocupa nuestra ciudad, con la intención de tomar posesión de los terrenos delimitados por don Ximén Pérez de Arenós. El mismo historiador aseguró que fueron sorprendidos en el camino por una fuerte tempestad, se les echó encima la noche y precisaron arrancar cuantas cañas encontraron a su paso, para que les sirvieran de apoyo y poder tantear el pantanoso terreno que pisaban, lleno entonces de barrancos y charcas: «Tal es el origen de la fiesta de la Magdalena que desde tiempo inmemorial se repite año tras año y vive perennemente en el alma de los hijos de este pueblo».

07/03/2010 – CASTELLÓN – COMUNIDAD VALENCIANA – ROMERÍA DE LES CANYES – FOTO PAU BELLIDO

Por otra parte, el ilustre historiador, profesor, investigador medieval y cronista de la ciudad, don José Sánchez Adell, en la publicación Castellón Festa Plena dedicada a las Fiestas de la Magdalena de 1984, en relación con la pregunta sobre la fecha en que tuvo lugar el traslado de Castellón a su nuevo emplazamiento, escribió: «La tradición local conserva el recuerdo de que aquel traslado tuvo lugar el tercer domingo de la Cuaresma del año 1252, y aunque es cierto que no existe prueba documental contemporánea del acontecimiento, también es evidente que ningún argumento ni dato firme se opone a que el núcleo de Benirabe tuviera ya en los días de la concesión del rey, entidad y madurez suficientes para asumir las funciones administrativas, económicas y religiosas del término, dado su óptimo emplazamiento y adecuada posición central, respecto a las más desarrolladas zonas de cultivo». El propio Sánchez Adell, en la misma publicación afirma: «La lectura atenta y detallada de la documentación del reinado de Jaime I referente a Castellón, induce a pensar que la puesta en pie de la nueva villa tuvo lugar en la década de los años cincuenta de aquel siglo III. Sirva de argumento, entre otros, el hecho de que hasta 1255, el nombre de Castellón lleva siempre aparejado el término castro, como prueba de que la villa así denominada es la del castillo de la Magdalena» Y continúa don José Sánchez Adell: «Y si en 1320, la pequeña fortaleza de la Magdalena era ya conocida como el Castell Vell, forzoso es aceptar que esa “vejez” se remontaba a dos generaciones atrás».

 

 

 

 

 

Deja un comentario

  • Más noticias