Charla sobre el tiempo, en el desayuno. IV
En mayo 29, 2017 | 3 Comentarios

Es entonces, cuando un melancólico portugués, conocido en el ambiente por el señor jueves –ya que siempre andaba con añoranzas del lejano fin de semana pasado y no acababa de entrar en la alegría del próximo– habla con gravedad de lo triste que es la vida, en la que no encuentra nada lo suficientemente seguro en lo que apoyarse. Vamos que todo cambia, incluso el mismo cambio es diferente cada vez. Mirad si es viejo esto del cambio climático.

 

Cambian los tiempos, se tuercen las voluntades,

es diferente nuestro ser, se pierde la confianza;

todo el mundo está compuesto de mudanza,

y adquiere siempre nuevas cualidades.

De continuo vemos extrañas novedades

diversas en su totalidad a lo esperado;

olvidamos los dolores del mal en el pasado

y del bien, si hubo, quedan las saudades.

Cubre el tiempo de un verde manto

el suelo antes tapado por nieve fría

y al fin, hace del dulce canto, un llanto.

Y, ahora este renovarse de cada día

se llena de un mayor espanto

pues ya no cambia todo, como solía.

Luis de Camöes (1524-1580)

 

Mudam-se os tempos, mudam-se as vontades, / muda-se o ser, muda-se a confiança; / todo o mundo é composto de mudança, / tomando siempre novas qualidades. / Continuamente vemos novidades, /

diferentes em tudo da esperança; / do mal ficam as mágoas na lembrança, / e do bem (se algum houve), as saudades. / O tempo cobre o châo de verde manto, / que já coberto foi de neve fria, / e, enfim, converte en choro o doce canto. / E, afora este mudar-se cada dia, / outra mudança faz de mor espanto, / que nâo se muda já como soia.

 

Julio Alcalá
Julio’s Blog

Comentarios3
Julio Alcalá Publicado mayo 29, 2017 at11:29 am   Responder

Nunca cambia nada como solía. Es la esencia del cambio. Si no sería inmanencia.

Carmen Domenech. Publicado mayo 30, 2017 at7:09 am   Responder

Qué certero…

Julio Alcalá Publicado mayo 30, 2017 at9:16 am   Responder

Gracias Carmen, por tus huellas.
Un beso.

Deja un comentario

  • Más noticias